Un paso atrás para coger carrerilla

Estas últimas semanas he leído multitud de mensajes apocalípticos fruto del descenso del ZamoraCF a Tercera tras 16 años. Evitaré catalogar esos comentarios, cada cual elige la intensidad con la que vive cada momento. Tampoco haré demagogia comparando esta situación con la de miles de familias que están sin trabajo o comida (esto si me parece importante), pero lo que si haré es manifestar que el ZamoraCF no ha muerto y que por tanto sobran las esquelas y condolencias.

Señores, yo no soy futbolero, ni siquiera deportista (hay otros mundos fuera del deporte) pero si soy humano y tengo la empatía suficiente como para ponerme en el lugar de cualquier aficionado que ha sufrido este descenso. Sé que subir mola y que bajar no, porque al fin y al cabo una circunstancia como ésta, la hemos vivido todos más de una vez.
Esta situación se debería afrontar como un luto, no es exageración porque el luto puede llevarse por alguien (persona o animal) o también por algo como un objeto perdido, un proyecto fallido... Pero, sea por lo que sea, hay que pasar por sus 5 fases: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.



Recuerdo perfectamente la sensación:
Te encuentras demasiado cansado como para pensar, sólo sabes que nada tiene sentido, que has perdido el faro que te guiaba y también toda motivación. Percibes como los días se te escapan como el agua entre la manos y tu cuerpo te aconseja parar. Y tienes que parar, aunque las obligaciones te obliguen a seguir, porque sabes que huir hacia adelante siempre acaba en catástrofe. Hay que parar, pase lo que pase y le duela a quien le duela. Hay que parar. PARA!! YA!!
Ahora, respira profundamente, reordena prioridades, busca en tu memoria el momento en el que todo empezó a torcerse, haz acto de contrición, golpéate el pecho, aprende de tus errores y entierra toda culpabilidad. 
Sigue respirando y siendo consciente de la realidad, reencuentra tus estímulos y comienza a dibujar un nuevo camino más pequeño, más equilibrado. En algunas ocasiones esta rectificación obliga a desandar muchos pasos para tomar el camino adecuado.



Me viene a la mente "el camino no elegido" de Robert Frost:
 "Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
Yo tomé el menos transitado,
Y eso hizo toda la diferencia."



Pero, volvamos al ZamoraCF... 
Quizás nuestra ciudad no merezca un equipo de fútbol, puede que por la falta de una afición comprometida. O puede que si haya afición lo suficientemente implicada, pero que no sea capaz de unir fuerzas con una directiva bajo un mismo proyecto y bandera. Quizás lo único que necesite el ZamoraCF para ser un buen equipo sea eso: ser equipo. Sentir, todos a una, la misma ilusión y energía, acudir al campo (como jugador de hierba o de grada) a disfrutar de buenas artes, buen juego y del deporte al margen del resultado. Quizás no sea tan relevante la división en la que se juegue, fundamentalmente porque el término "división" divide y nuestro pequeño mundo está ya suficientemente disgregado, lo que necesitamos es unión.
Todas estas preguntas abren otras y piden respuestas que desconozco, pero nunca está de más cuestionárselo todo, es un ejercicio que siempre hago y que aconsejo.

Puede que el lugar del ZamoraCF no sea la segunda división, puede que sea tercera o, por que no, primera. Pero lo que tengo claro es que el ZamoraCF no ha muerto y que ahora es el momento de reinventarlo. No más señalar culpables, no más muecas, fuera el luto, hay que pintarlo todo con una nueva luz roja y blanca.
A unirse tocan, hay que hacer fuerza todos a la vez. Y que este paso atrás sirva para coger impulso... Comienza la cuenta atrás para ascender: 3, 2B, 2A , 1...  Arribaaaa!!


Yo, por mi parte, intentaré mantener mi visión optimista y cuando tenga un nuevo tropiezo, que lo tendré, tras valorar los daños, sacudirme el polvo y curar las heridas, me levantaré y a volveré al juego. ¿tú que harás?

Lo que ha quedado de OTROS DÍAS

Calendario de ROMERIAS de ZAMORA 2014

COLADA RÁPIDA en Salamanca

Calendario de ROMERIAS de ZAMORA 2015

Santos carteles ::: Semana Santa de Zamora 2013