Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

Que el PÓRTICO sea tu medicina

Imagen
Nunca sabes donde te encontrarás con la musa. Muchas veces se esconde entre esas frasecillas que escuchas de refilón en el autobús, a la salida de un concierto o en la cola de la pescadería y que resultan ser el germen del que nacerá tu próximo diseño, campaña o cualquier otro trabajo creativo. Eso es lo que pasó con la imagen del Pórtico de Zamora (edición 2018) que se presentó esta mañana en el Museo Etnográfico de CyL. El comentario original fue: "esta música es una medicina" y mi cerebro hizo ¡click!. Esta frase que en otro contexto te provocaría dentera e incluso erizaría tu vello, se quedó guardada en mi mente y alimentó mis sueños hasta que una mañana de diciembre tomó forma como eslogan e imagen del festival de este año.

ARS CURAE en latín, o lo que es lo mismo medicina o medicamento, es el lema elegido para el Pórtico de este año. Más que un eslogan se trata de un deseo: la íntima esperanza de que estos momentos musicales funcionen como un bálsamo que cure todas vue…

Romerías por ZAMORA 2018

Imagen
Si pienso en las romerías de mi niñez el recuerdo suele ser un compendio de caos, polvo, algarabía y sol. Mucho ruido y mucha gente.
Lo que más presente tengo son sus sabores, el regustillo a las rosquillas y avellanas.
Las rosquillas nunca me hicieron mucha gracia. Puede que yo fuera un niño un tanto rarito, pero aunque siempre me las encontraba maravillosamente presentadas, su aspecto parecido a los Donets no generaban sino decepción. Las había de dos tipos: Las normales, que ademas de rústicas y feas eran muy secas y las blancas, que bajo su manto aparentemente esponjoso prometían alguna diversión y que resultaban rellenas de aire, igual de secas y sin embargo demasiado dulces.
O sea que sólo me quedaban las avellanas. Y eso si que era divertido.
En el milenio anterior el abrir las avellanas y acceder a su riquísimo secreto era todo un deporte. Hoy tenemos utensilios evolucionados, pero en aquel entonces dedicabas un buen rato a la búsqueda de un altar protegido y cómodo y sobre to…