Ahora todo son descuentos...

Nuestra sociedad sufre un ataque de juicio. Nada como los momentos de presión para despejar el cerebro y que una luz cegadora nos desvele los engaños de los que hemos sido víctimas los últimos años

Ahora ya no somos los españolitos del blanco y negro.
Ahora tenemos toda la información y estamos preparados para entender, elegir y exigir.
Ahora sabemos el verdadero precio de las cosas.
Ahora conocemos la miseria que gana el fabricante/productor y como el precio va engordando y enriqueciendo a desconocidos.
Ahora tenemos claro que aquí FALLA ALGO...


............ ............

Las "PRIMERAS MARCAS" se llaman a si mismas "primeras" para diferenciarse de las demás porque tienen dinero para hacerlo. Últimamente se han inventado un sello de calidad (marcas de confianza) para que no las confundamos con esas marcas blancas tan indignas. 
Pero ¿se creen que estamos bobos o desmemoriados?
Hace ya varios años que las primeras marcas lo dejaron de ser, ellas mismas lo decidieron. Prefirieron ganar pingües beneficios que ofrecer productos excelentes (de primera). Vendieron su nombre como valor, como lo único importante de su producto... (recordemos las gafas de sol, chaquetas, bolsos... llenitos de logos dorados inmensos).
Y la avaricia les sugirió vender más y cubrir todos los mercados, por eso lanzaron secretamente segundas marcas (baratas) donde ofrecían sus mismos productos o excedentes a un precio más bajo e incluso más justo. 
Más tarde algunos supermercados decidieron vender productos de su propia marca: las marcas blancas. Por supuesto eran productos de "primeras marcas" etiquetados de otra forma en un intento de captar otros clientes menos pudientes. Efectivamente el tiempo lo ha puesto todo en su sitio y estas marcas blancas se han apropiado del mercado (todos conocemos Mercadona). Ahora las "primeras" se quejan y gastan millones (de los ganados a nuestra costa) en recordarnos por televisión que "son las mejores" y que "siempre han estado ahí", de paso rebajan un poco el precio y nos regalan un 15% más de producto.

Pero sigamos con las marcas blancas, para aquellos que necesitéis saber quien fabrica qué, la agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición tiene un fantástico buscador. Aquí os pongo el enlace, tecleáis el numerito del fabricante que aparece en todos los envases y os mostrará quien lo fabrica de verdad (quizás sea una primera marca):


............ ............

Todos hemos oído al comerciante de la esquina lamentarse de que no vende nada y que la cosa está muy mala. Cierto es que muchos casos son horribles, injustos y lamentables, pero otros lo son menos. Me refiero a aquellos que, subidos en el burro del legal latrocinio, han vendido productos con márgenes muy superiores al 300%. Esos que solo sollozan y nunca se adaptan, ni actualizan, ni especializan, ni siquiera cambian su escaparate en varios años. Esos que se jactan de hacer NEGOCIOS; negocios que en la vida real llamamos robar.

El comercio, tal y como lo hemos conocido está herido de muerte. El pobre se defiende como puede a base de super-ofertones y fiestas de "aquí no ha pasado nada" intentando salvarse tapando, en algunos casos, enfoques equivocados o planes de beneficios desactualizados.
Yo no creo que la solución pase por una campaña indefinida de descuentos (está feo llamarlo rebajas. Eso sólo generará una constante caída de los precios, descuentos en la calidad y situaciones absurdas como la llegada de las verdaderas rebajas, ¿qué rebajaríamos entonces?¿rebajas sobre los descuentos? ¿requeterrebajas?.

Otra pérdida de tiempo y energía los shopping-festivales que se celebran por toda la geografía española desde hace unos años, que también son rebajas aunque disfrazadas de fiesta. Son orgías comerciales alojadas bajo nombres en inglés que suelen generar muchas ventas. Lamentablemente pasada la fiesta el establecimiento vuelve al olvido acostumbrado.
Puede que los clientes hoy estemos desmotivados para salir a gastar, pero fundamentalmente estamos aterrorizados por no poder comprar mañana. Al fin y al cabo el nuestro es un problema de miedo y desconfianza. Por eso los compradores nos buscamos la vida para encontrar la oferta más sugerente, salvando incluso los miedos de la compra online. También se ha modificado la vida media de las cosas, ahora se cuidan más y cuando fallan visitamos a los reparadores de toda la vida (zapateros, talleres, costureras...) que facilitan el aprovechamiento máximo, dando la espalda a la moda y generando eso que ahora (por moda) se llama "vintage". 


............ ............

Hasta aquí lo que no funciona, pero ¿y cual es la solución?.
Obviamente no hay formulas magistrales para arreglar esto. Pero creo que el remedio a alguno de estos problemas pasa por ser conscientes de nuestra realidad. Deberíamos abrir todas las ventanas del desván y recolocar nuestras certezas y prioridades. Todo para darnos cuenta de que todos (vendedores y vendidos) vamos en el mismo barco, que debemos actuar con solidaridad, con nosotros y con nuestros conciudadanos. 
Dejémonos de cuentos y descuentos; seamos honestos. Cobremos para vivir y ganar lo que realmente merecemos.
Entonces, si no funciona... entonces podremos quejarnos.

Lo que ha quedado de OTROS DÍAS

Calendario de ROMERIAS de ZAMORA 2014

COLADA RÁPIDA en Salamanca

Calendario de ROMERIAS de ZAMORA 2015

Santos carteles ::: Semana Santa de Zamora 2013